martes, 2 de enero de 2018

NOTICIAS

Mi nueva novela Tiempo de sangre se encuentra en la parte final del proceso de edición y se podrá encontrar en las librerías en poco tiempo. Se trata de la secuela de El bosque de las almas perdidas, mi anterior libro. En breve os daré más noticias sobre el acto de presentación.
Aquí os adjunto una breve sinopsis para que vayáis haciendo boca:
Han pasado veintiocho años desde que la expedición capitaneada por el Dr. Flückinger, cirujano militar del ejército austriaco, viajara al pueblo de Medvedja, en Serbia, para investigar una serie de muertes que parecían producidas por vampiros.
En Viena han aparecido los cadáveres de dos chicas jóvenes a las cuales les han extraído toda la sangre del cuerpo. El alguacil Maximilian Klein y su ayudante, Fritz Maier, son los encargados de investigar el caso y de encontrar el vínculo que une estos dos extraños hechos, separados por el paso del tiempo y aparentemente inconexos.

CRÍTICA

El laberinto de los espíritus/ Carlos Ruiz Zafón
Esta es la última de las cuatro novelas que forman la tetralogía denominada El cementerio de los libros olvidados. La primera fue la exitosa y brillante La sombra del viento (2001) que abrió a su autor las puertas de la merecida fama , y a esta le siguieron El juego del ángel (2008) y El prisionero del cielo (2011), cada una con sus propios personajes (algunos comunes), sus propias historias y su propia personalidad, que permiten leerlas de forma autónoma y en el orden que se quiera sin alterar su coherencia y su comprensión por parte del lector.
El laberinto de los espíritus cierra pues este impresionante fresco sobre la Barcelona de la primera mitad del siglo XX, es decir, desde principios de la centuria hasta el año 1960, haciendo especial hincapié en la época de la posguerra española, período especialmente prolífico para la ambientación de ficciones literarias.
En este caso, Ruiz Zafón recupera como protagonistas a algunos de los personajes de La sombra del viento; la familia Sempere, en la figura de Daniel, y Fermín Romero de Torres vuelven a verse envueltos en una intriga que revelará la causa de la muerte de la madre del librero, Isabella, gracias a la ayuda de un personaje nuevo e inquietante, Alicia Gris. Creo que Ruiz Zafón, con el afán de zanjar temas abiertos en las otras novelas de la saga y dar solución  a todos los conflictos en marcha, se ve obligado a trabajar en esta narración con una cantidad excesiva de información lo que obliga al lector a hacer un sobre esfuerzo con el objetivo de relacionar a todos los personajes, para poder atar cabos y desentrañar la trama. En mi caso, tuve que consultar en diversas ocasiones las anteriores novelas para recordar algunos personajes que me clarificaron las diversas historias que se entrelazan. De todas maneras, hay que dar su parte del mérito al autor ya que el argumento está armado con la precisión de un reloj suizo y no deja ningún cabo suelto.
No deja de maravillarme la capacidad de Ruiz Zafón de crear, a través de las palabras, y más en concreto de sus descripciones, imágenes evocadoras que perduran en la mente del lector. También me sigue fascinando la facilidad con que crea personajes bien moldeados y con una profundidad psicológica envidiable con unos pocos trazos, aunque es verdad que a veces se deja llevar por los tópicos. El maravilloso personaje de Fermín Romero de Torres es, en mi opinión, un ejemplo de ambas cosas.
Durante la lectura de la novela he notado que, cada vez más, Ruiz Zafón está cultivando el lado irónico y humorístico en su estilo, incluso teniendo en cue
nta lo serios que son los temas que trata, un poco a la manera de Eduardo Mendoza aunque salvando las distancias. Un ejemplo claro de esta tendencia es el personaje de Virgilio, el funcionario de la Biblioteca nacional.
A pesar de que el mundo imaginario de Ruiz Zafón es muy identificable e incluso repetitivo, o quizás precisamente por eso, novela tras novela nos sigue fascinando y sorprendiendo con sus propuestas que siguen siendo las de una literatura apasionante, entretenida y que engancha, sin remedio.
Teniendo en cuenta todas estas consideraciones, opino que El laberinto de los espíritus es un magnífico broche final a la saga de El cementerio de los libros olvidados. Una novela sobresaliente.

sábado, 4 de noviembre de 2017

CRÍTICA

El olor de las especias/ Alfonso Mateo-Sagasta
Ladrones de tinta (2004) es la segunda novela que publicó Alfonso Mateo-Sagasta y la primera que yo leí de este autor, La impresión que tuve después de haberla leído fue inmejorable. Se trata de una mezcla sabia entre hechos históricos y ficción detectivesca en torno a la publicación de una segunda parte apócrifa de El Quijote en que aprovechaba para dar un repaso apasionante y muy completo a todos los autores del Siglo de Oro español. En mi opinión, una pequeña joya.
Ahora acabo de leer su primera novela, El olor de las especias, y creo que no desmerece en absoluto a la anterior pero con algunos matices que debo aclarar.
La novela narra el periplo de cuatro caballeros castellanos que, con la intención de recuperar una partido de ganado robada, asaltan el castillo leonés del conde Gonzalo y le matan, sin saber que es uno de los vasallos más queridos del Rey Sancho, y por tanto deben huir de sus tierras y ya como unos proscritos tienen que atravesar España, bajo la protección del conde Fernan González, en dirección a Córdoba para visitar al Califa en misión diplomática.
Para tratarse de la novela de un autor debutante creo que es destacable la habilidad del autor como narrador y su oficio a la hora de estructurar el texto y de crear personajes con personalidad propia, pero después de la lectura saco la conclusión de que la primera parte de la novela es muy dinámica y entretenida y su lectura resulta apasionante pero luego, coincidiendo con el momento en que los protagonistas llegan a Córdoba escoltando a Ordoño, el rey depuesto, el tono se vuelve más reposado y hay algunas digresiones sobre religión que, aunque hacen más comprensible la historia, ralentizan la acción y vuelven la lectura más tediosa. Desde ese momento hasta el final la novela ya no vuelve a recuperar el nivel de la primera parte y esto, quizá, ensombrece un poco el resultado global de la novela.
Solo en las últimas páginas del libro, donde se descubren algunos de los enigmas del argumento, cobran sentido algunos de los capítulos anteriores y el lector retoma las sensaciones  de la primera mitad de la obra.
Por cierto, el final de la novela es muy abierto y da la sensación de que pide a gritos una segunda parte que, hasta el momento, no se ha producido.




sábado, 14 de octubre de 2017

CRÍTICA

                                    Samurai/ Hisako Matsubara
A pesar de lo que pueda sugerir su título, ésta no es una novela en al que prime la acción, sino más bien todo lo contrario. Se trata de una narración introspectiva, que se ocupa sobre todo de sentimientos y emociones de forma delicada y compleja.
Hisako Matsubara (Kyoto,1935) es un caso curioso dentro de la literatura contemporánea; es una escritora japonesa que se casó con un físico alemán y se instaló en Colonia, donde ha desarrollado toda su carrera literaria escribiendo en alemán.
Samurai está ambientada a finales del siglo XIX, un periodo crucial en la historia social de Japón: el del paso de un país eminentemente agrícola y de tradiciones ancestrales, al Japón moderno que hoy conocemos, abierto a las costumbres occidentales. La novela narra la historia de Hayato, padre estricto, severo y de educación tradicional, de familia samurai que adopta a Nagayuki, al que educa con su misma mentalidad y después desposa con su hija Tomiko. Después de un grave revés financiero y de perder su privilegiada posición obliga a Nagayuki a emigrar a Estados Unidos solo, sin su mujer y su hija, con la idea de que vuelva enriquecido y les devuelva su posición social.
El contraste entre la mentalidad de Hayato y de su hija Tomiko provoca graves conflictos que llevarán a la familia a una situación dramática, de difícil solución. No dbemos olvidar que, en definitiva, lo que narra el libro es una frustrada historia de amor por causa de la intolerancia, del inmobilismo y de la incomprensión de Hayato.
Creo que el mayor logro de Matsubara como narradora en esta novela es que a lo largo de todo el texto consigue crear una tensión que va convirtiéndose paulatinamente, de forma sutil, en desasosiego, en una sensación de tristeza contenida y de fatalidad que no encuentra consuelo ni en el tramo final del libro.

lunes, 18 de septiembre de 2017

CRÍTICA

El terror/ Dan Simmons
Dan Simmons (Illinois,1948) es más conocido por sus novelas de Ciencia Ficción, entre las que destaca la saga de Hyperion, que por el resto de su narrativa, en la que ha tocado con mucho acierto otros géneros, entre ellos el terror.
El libro que nos ocupa es una monumental novela de casi 800 páginas, a mitad de camino entre la novela histórica y la de terror. Narra la expedición que la Marina Real Británica mandó en 1845 al Ártico para encontrar el paso del noroeste, compuesta por dos buques, el HMS Erebus y el HMS Terror, capitaneada por Sir John Franklin.
Los dos navíos quedaron bloqueados por el hielo más de dos años dando lugar a una convivencia difícil en condiciones climatológicas extremas, con los problemas añadidos de la falta de suministros, comida, agua, etc. Por si estas dificultades fueran pocas, el autor introduce en la historia un elemento fantástico que es la aparición de una extraña criatura, monstruosa, de origen desconocido, que acecha a los tripulantes de las dos naves produciendo un número considerable de bajas.
Una de las cosas que más llama la atención de este libro es el trabajo de documentación apabullante que debió llevar a cabo Simmons, en el que hay que destacar sobre todo las explicaciones sobre las extremas condiciones de vida y las costumbres de los marineros de la época. El otro aspecto que cabe reseñar es la forma en que está estructurada la novela; los capítulos están narrados, de forma alterna, desde el punto de vista de diferentes componentes de la expedición, con lo cual conseguimos tener una visión amplia, rica y compleja de los hechos que se explican.
Aunque con un texto tan extenso es difícil mantener de forma constante la tensión narrativa, Dan Simmons lo consigue en la mayor parte de la novela. Entre las grandes virtudes del libro está la complejidad y la atracción que ejerce sobre el lector el personaje del capitán Crozier, un personaje inolvidable.
Para terminar, debo reconocer que algunos pasajes de este libro me han quedado grabados para siempre en la mente por su crudeza y veracidad, lo cual también
es mérito del autor, sin duda.

sábado, 29 de julio de 2017

CRÍTICA

Ese mundo desaparecido/ Dennis Lehane
Para quien no lo conozca, Dennis Lehane (Boston,1965) es el autor de dos novelas tan determinantes en estos últimos veinte años como Mystic River y Shutter Island, entre otras. En mi opinión es, sin duda, uno de los más influyentes autores de novela negra de los últimos tiempos, pero yo creo que su literatura va más allá de géneros, etiquetas y de cualquier otra consideración que pueda limitarla.
A pesar de que esta novela es la tercera de una trilogía formada también por Cualquier otro día y Vivir de noche, Protagonizadas las tres por el mismo personaje principal, el libro se puede leer de forma autónoma sin ningún problema y sin ningún perjuicio para su comprensión.
Joe Coughlin, el antaño poderoso jefe de la mafia en Tampa (Florida) vive semirretirado cuidando de su hijo de diez años y sólo ejerce de consejero de la familia Bartolo. Lleva una vida bastante tranquila que se verá perturbada por dos hechos inquietantes: la aparición recurrente del fantasma de un niño que le resulta familiar y el chivatazo de que alguien del mundo del hampa ha puesto precio a su cabeza y planea asesinarle durante el Miércoles de Ceniza.
Coughlin se verá abocado a resolver estos dos conflictos entre los
recuerdos de los viejos tiempos llenos de traiciones, venganzas y crímenes brutales.
Algunos críticos literarios han comparado esta novela con El padrino de Mario Puzzo y, aunque las comparaciones son odiosas, debo decir que no la desmerece en absoluto. Sus personajes están tan bien esbozados, tanto física como psicológicamente, que tienen vida propia, además de ser totalmente creíbles. En la escritura de Lehane ninguna frase y ningún párrafo están escritos al azar. Todo es importante y forma parte de la novela de forma que mientras avanzamos en la lectura todo toma sentido y pasa a formar parte de un texto sublime y redondo.
Otra obra maestra en el haber de dennis Lehane.

sábado, 1 de julio de 2017

CRÍTICA

La otra vida/ Blanca Bravo
En1582, poco después de la muerte de Teresa de Jesús, su confesor es asesinado y desaparecen gran parte de los manuscritos de la religiosa que éste custodiaba. Este es el fascinante punto de partida de esta novela.
A partir de aquí, Rodrigo Hurtado de Mendoza, hijo adoptivo del noble intelectual Diego Hurtado de Mendoza, íntimo amigo de Teresa de Jesús, se propone encontrarlos e intentar resolver el misterio que gira alrededor de esos manuscritos.
     Con estos elementos, Blanca Bravo compone una novela histórica con algunos elementos de ficción que se funden de una manera muy convincente.
     En una entrevista a la autora, ésta dijo: "El protagonista de mi novela es el libro" y, efectivamente, estoy totalmente de acuerdo con esta afirmación. Se trata, en efecto, de una novela muy metaliteraria, un canto al amor por los libros y al poder transformador de la literatura.
     Cuando uno avanza en la lectura del libro se da cuenta de que el meollo de la cuestión es la contorvertida autoría del Lazarillo de Tormes que es un tema recurrente entre los estudiosos de la literatura española y que ha generado polémica desde hace décadas.
     Blanca Bravo ha sido valiente y ha expuesto en esta novela su teoría al respecto y, aunque no quiero desvelar el secreto para que los lectores lean el libro con el interés que merece, sólo diré que el final vale la pena.
     Todo y con esto, creo que la novela no llega a ser redonda del todo debido a dos aspectos: la falta de tensión en algunos momentos de la narración y la dificultad de la autora para mantener el suspense con más intensidad.