viernes, 21 de diciembre de 2018

CRÍTICA

El sueño de un cartógrafo/ James Cowan
El autor de esta novela es el australiano James Cowan (Melbourne, 1942) que además de escritor es una apasionado de la antropología, cosa que queda refrendada viendo su bibliografía ensayística que trata ampliamente el tema.
Este es un libro de gran erudición, de prosa compleja. El tema que trata es muy interesante pero, a veces, a pesar de su corta extensión, es de lectura ardua ya que incluye extensas notas aclaratorias a pie de página pero, precisamente por eso, procura una recompensa intelectual superior. Está narrado en primera persona y contiene pocos diálogos porque el autor lo que ha hecho es novelar el supuesto diario de Fray Mauro, un monje veneciano del siglo XVI que vive recluido en el monasterio de San Michele de Murano y que en calidad de cartógrafo pretende trazar un mapa del mundo a través de las informaciones de primara mano que le procuran las entrevistas que mantiene en su celda con viajeros, peregrinos y marineros, y de la correspondencia que mantiene con diversos personajes de todo el orbe.
Lo más fascinante es la manera como el fraile narra los descubrimientos que va haciendo sobre el mundo desconocido, sobre tierras ignotas habitadas por extrañas razas que en muchos casos no han sido vistas antes por el hombre blanco. A veces muestra sorpresa y otras perplejidad ante las narraciones de sus informadores y, en algún caso incluso incredulidad, pero siempre escucha a sus interlocutores con respeto y admiración porque ellos han sido capaces de realizar los viajes y de vivir las aventuras que él no se ha atrevido
a protagonizar.
Después de leer la novela, la sensación que me queda es que se trata de un alegato en favor de la diversidad cultural y racial, un canto a la complejidad del ser humano que provoca profundas reflexiones en el lector.

NOTICIAS

En breve se podrá encontrar en las librerías mi nuevo libro, Conciertos míticos de la historia del rock de Lenoir Ediciones. Se trata de un ensayo que pretende hacer un amplio repaso a la historia de este género musical a través de cuarenta de los conciertos más importantes de todas las épocas, desde 1965 hasta la actualidad. Os mantendré informados sobre la fecha exacta del lanzamiento.

miércoles, 12 de diciembre de 2018

CRÍTICA

El gallo negro/ C.J. Sansom
La primera impresión que me vino a la cabeza al empezar a leer esta novela fue que, sin duda, su autor estaba inspirado por El nombre de la rosa de Umberto Eco, porque las coincidencias entre ambas son numerosas; los hechos narrados suceden en un monasterio en plena Edad Media, durante una época histórica de grandes cambios en el seno de la iglesia y se produce una investigación detectivesca para averiguar al autor o autores de una serie de crímenes horripilantes. Las similitudes terminan aquí.
Esta es la primera novela de C.J. Sansom (Edimburgo, Escocia, 1952) doctor en historia que se ha especializado en thriller histórico. También es la primera novela protagonizada por Matthew Shardlake, un abogado londinense de principios del siglo XVI, que ya cuenta con una saga que consta de siete novelas en su haber.
En El gallo negro encontramos a Shardlake en el invierno de 1537, recibiendo el encargo del todopoderoso y siniestro vicario general del rey, Thomas Cromwell, para que acuda al monasterio de Scarnsea donde se ha producido el asesinato del comisionado enviado para empezar a preparar el desmatelamiento del monasterio, en el marco de la reforma protestante que promovieron Enrique VIII y el mismo Cromwell. Así pues, nos encontramos en uno de los momentos más apasionantes de la historia de Inglaterra que el autor refleja bastante fielmente en el libro.
En esta novela, desde el principio, observamos que el autor se inclina más por el formato de best-seller que por mostrar un estilo literario personal, y no lo digo como una crítica sino como la constatación de una elección que ha hecho el autor a la hora de dar forma a su obra, totalmente lícita. Creo que es obvio que no todos los escritores pueden aspirar a ser Umberto Eco. Esta elección se nota, por ejemplo en el lenguaje que utiliza Samson en la novela, que es bastante llano y en su prosa que estructuralmente no tiene un gran nivel de complejidad, con lo cual consigue hilvanar una novela con una trama bien construida, que se desarrolla sin grandes altibajos y da como resultado una lectura ágil y amena.
Cabe destacar también algunos de los personajes secundarios que tienen un papel importante en la narración, como Mark Poer, el ayudante de Shardlake, Alice, la criada que trabaja en el monasterio, el hermano Guy, el boticario negro o el abad del monasterio.
Esta novela no llega, desde luego, al nivel de excelencia y de ambición literaria de El nombre de la rosa pero es una buena muestra, más que correcta, de novela histórica y de suspense, muy recomendable para cualquier lector que esté empezando a foguearse en el género novelístico.


miércoles, 24 de octubre de 2018

CRÍTICA

Antes del huracán/ Kiko Amat
Esta es la primera novela que leo de Kiko Amat (1971, Sant Boi de Llobregat) al que, en cambio, he frecuentado como articulista en La Vanguardia y El País. Siempre me ha gustado su forma de escribir artículos haciendo gala de una prosa original, impactante, ágil y con ese sentido del humor cáustico que le caracteriza, y sin embargo, hasta ahora no había sentido la tentación de leer ninguna de sus obras de ficción anteriores.
Antes del huracán (2018) es su quinta novela y debo decir, después de leerla, que me ha sorprendido muy gratamente, El libro cuenta la historia de Curro, un chaval de 12 años que vive en el pueblo natal del autor, en la periferia de Barcelona, cuya familia, aparentemente normal al principio, se ve abocada a una crisis y a una situación de desestructuración grave debido a una infidelidad del padre y a la posterior demencia de la madre.
La historia está narrada en dos tiempos diferentes; el año 1982 cuando el protagonista es todavía un niño y ocurren los hechos que desencadenan los acontecimientos, y la actualidad, en la que el protagonista está recluido desde hace años en un centro psiquiátrico con un cuadro de esquizofrenia grave. Los dos tiempos narrativos se intercalan de manera natural mostrando la perspectiva que el paso de los años ha dado a la trágica historia familiar.
Amat muestra una gran habilidad retratando la específica idiosincrasia de los años 80 y de una población del extrarradio de Barcelona con toda su crudeza y también con toda su ternura, haciendo gala de un sentido del humor peculiar, impregnado de una profunda tristeza y de una melancolía que insta a Curro a volver a los viejos tiempos cuando todo funcionaba bien en su familia y todavía no se había desatado el huracán.
Para los que, como yo, hayan pasado su infancia o adolescencia en los años ochenta la novela tiene además el aliciente de describir con suma fidelidad situaciones históricas  (Mundial de fútbol) y circunstancias y aspectos de la vida diaria que les provocarán una sana nostalgia y en muchos casos, una tierna sonrisa.
En suma, me ha parecido un ejercicio literario de gran calibre, con unos personajes y unas situaciones difíciles de olvidar.

sábado, 15 de septiembre de 2018

CRÍTICA

                                    Pandora al Congo/ Albert Sánchez Piñol
Quan un escriptor publica una primera novel·la i aquesta es converteix en un èxit abassegador, a l'autor se li planteja un repte majúscul a l'hora d'escriure el seu segon llibre. Això és el que li va passar a Albert Sánchez Piñol després que La pell freda (2002) obtingués una magnífica acollida per part dels lectors i de la crítica, unes xifres de vendes fulgurants i que fos traduïda a 29 idiomes.
Així doncs, la seva segona novel·la s'esperava amb molt d'interès i amb certa inquietud per veure si era capaç d'igualar la qualitat i la notorietat de la seva primera obra.
Pandora al Congo té un argument complex que Sánchez Piñol desenvolupa de forma magistral; un jove i inexpert escriptor, Thomas Thomson, rep l'encàrrec d'un advocat, Norton, d'escriure la història d'un presidiari acusat de l'assassinat de dos germans de l'aristocràcia en una expedició al Congo.
Seixanta anys després, Thomson ens explica tota la història a través de diversos flashbacks en els quals no només relata els fets ocorreguts al Congo el 1914 sinó també la seva participació en la Primera Guerra Mundial i les seves entrevistes a la presó amb l'acusat, Marcus Garvey.
La part més important de la narració és la que té lloc al Congo on els germans Craver han muntat una expedició per trobar or i diamants.
Allà, a la selva profunda, sota la mina que excaven els negres explotats, apareix l'amenaça desconeguda en forma d'una agressiva raça que viu a les profunditats de la terra, els Técton.
Com a La pell freda aquí també s'hi barregen gèneres diferents; novel·la d'aventures africanes, de terror, d'intriga judicial i també, sorprenentment, romàntica. Sí, perquè aquí, igual que a La pell freda també hi ha un personatge femení, Amgam, de la raça invasora, de físic peculiar, que implica en Garvey en una aventura amorosa.
Però aquestes són les úniques similituds amb La pell freda perquè Pandora al Congo és una altra cosa. És una crítica atemporal a la discriminació per motius de classe social, al sistema judicial, al periodisme sensacionalista i moltes coses més. Però és, sobretot, una demostració de què la realitat mai és una sola i que els límits entre aquesta i la ficció són molt prims i difusos.
El que és segur és que Sánchez Piñol és un narrador de raça, un escriptor amb unes qualitats fora del comú i ho torna a demostrar amb aquesta novel·la que no deixarà indiferent a cap lector.

lunes, 6 de agosto de 2018

CRÍTICA

Galveston/ Nic Pizzolatto
Nic Pizzolatto (Nueva Orleans, 1975) es uno de los escritores de novela negra más prometedores de los últimos años con solo una novela a sus espaldas, la que estamos a punto de reseñar. Como algunos de sus contemporáneos, Pizzolatto ha diversificado su carrera para dedicarse también a escribir guiones de series de televisión y películas. En este apartado ha destacado, sobre todo, por ser el creador y guionista de la serie True Detective, cuya primera temporada marcó un hito dentro de las producciones de televisión de temática negrocriminal, tanto por su carácter innovador como por su personalidad marcada.
Su carrera literaria había empezado, antes de su incursión en el mundo de la pequeña pantalla, primero con un notable libro de relatos cortos titulado La profundidad del mar amarillo (2006) y después con la novela que nos ocupa, Galveston (2010). Así pues, estamos ante un autor poco prolífico que cuida al detalle lo que publica.
Galveston narra la historia de Roy Cady, un matón profesional al que detectan un cáncer terminal. Su jefe es un peligroso prestamista de Nueva Orleans que contrata a unos asesinos a sueldo para matarlo debido a que Cady fue amante de su actual novia, creando entre ellos una rencilla de difícil solución. Cady sobrevive y empieza una huida desesperada en compañía de una joven prostituta  que carga con una niña pequeña.
Aunque al principio lo pueda parecer, no se trata de una novela negra al uso, sino más bien de una novela sobre marginados que viven fuera de las normas de la sociedad convencional. Es un relato sobre la r
edención con una atmósfera muy bien conseguida, propia del sur de los Estados Unidos; paisajes áridos, carreteras poco transitadas, moteles cochambrosos...
La primera parte de la narración sigue la tradición de la novela negra americana y se nota el aroma de Dashiell Hammett, Raymond Chandler o Mickey Spillane pero luego el relato toma otros derroteros y, en mi opinión, aquí se hace evidente la influencia de Dennis Lehane en la narrativa de Pizzolatto, pero creo que todavía le queda camino por recorrer para llegar al nivel de excelencia del autor de obras tan fundamentales como Mystic River o Shutter Island. Pizzolatto tiene, al igual que Lehane, una forma muy personal de mostrar la violencia, de una forma fría, impersonal, sin darle una especial relevancia, como si formara parte de la cotidianidad.
De todas maneras, es una gran novela de debut y estoy convencido de que, si se centra en su labor literaria y deja de lado su trabajo como guionista, Pizzolatto nos va a ofrecer en un futuro obras de más calado.

lunes, 2 de julio de 2018

CRÍTICA

Els secrets de la reina/ X.R. Trigo
No descobrim res si diem que la novel·la històrica està vivint un renovat moment d'esplendor en l'actualitat i més si té, com la què ens ocupa, un toc de trhriller. Aquest és un dels subgèneres més en voga en aquest moment, impulsat per autors com Dan Brown, Ken Follet, Caleb Carr o els espanyols Luis García Jambrina, Matilde Asensi o Marcos Chicot.
X.R. Trigo (Betanzos, A Corunya,1959), autor gallec establert a Catalunya fa anys i que escriu en català, ha fet una incursió en aquest tipus de literatura amb resultats desiguals, al meu entendre.
La novel·la està narrada en dues èpoques diferents, en capítols alterns, que ens porten d'una banda a l'any 1348 quan Europa estava sent assolada per la pesta negra i el rei Pere III el Cerimoniós i la seva esposa la reina Elionor de Portugal arriben al monestir de Poblet per supervisar el treball del mestre escultor Aloi de Montbrai que està treballant en la realització dels sepulcres reals. D'altra banda, la història es desenvolupa en l'actualitat, quan dos joves historiadors, l'Enric i la Beatriu, descobreixen que un dels seus companys de carrera ha estat assassinat en el seu pis i que els que ho van fer buscaven alguna cosa que no era diners. Comencen així una recerca en la qual troben una fotografia que els fa pensar que el mestre Aloi de Montbrai va escriure un dietari on va explicar els estranys successos que van ocórrer en el monestir de Poblet en aquells agitats dies.
Les dues històries es van desenvolupant de forma paral·lela i el llibre resulta de lectura entretinguda i interessant. L'autor, a més, domina la tècnica de escriure sobre la fina línia que separa la realitat històrica de la ficció novelada. Però, per a mi, el problema de la novel·la radica en el tram final del llibre que és, al meu entendre, massa obert i una mica decepcionant. Queden alguns caps per lligar importants de l'argument sense solucionar, com els motius pels quals ha estat assassinat en Ricard o qui, en realitat, va acabar amb la vida de la reina Elionor el 1348.